Llámenos: 950 252 213

Facturar sin ser autónomo → El origen de la polémica

Facturar sin ser autónomo es una idea que creemos habilitada por el ordenamiento jurídico para aquellos sujetos que realizan su actividad de manera irregular o tienen un escaso volumen de ingresos. No obstante, facturar sin ser autónomo no es completamente legal a día de hoy.

Las facturas de los autónomos están rodeadas de leyendas urbanas que sobrevuelan entre los trabajadores que ejercen una actividad económica en esta modalidad laboral. Ser autónomo en ocasiones parece una auténtica carrera de obstáculos, por lo que es habitual buscar cualquier vía que nos permita aminorar la carga económica que recae sobre nuestra actividad económica.

Desde el pago de una cuota de autónomos que no para de subir hasta el proceso de darse de alta como autónomo. Cuando no somos trabajadores por cuenta ajena debemos hacernos cargo de una serie de cuestiones que resultan algo tediosas y nos quitan tiempo de poder realizar la actividad laboral que realmente deseamos.

✍ El blog de Esteban Asesores es un espacio online multidisciplinar desarrollado para ofrecer información que pueda resultar útil en tu día a día. Desde la información relativa a la cuota de autónomos en 2019 hasta los sujetos obligados a realizar la declaración de la renta en el mismo año económico.

Por ello mismo, y si nos lo permitís, hoy os traemos un artículo algo diferente. En nuestro post de hoy afrontamos una de las realidades más preguntadas entre nuestra cartera de clientes que son o se plantean ser autónomos en España →  ¿Es posible facturar sin ser autónomo?

Todo lo que tienes que saber sobre esta cuestión, a continuación.

Facturar sin ser autónomo → ¿Que establece la ley al respecto?

Facturar sin ser autónomo no es posible en base a lo establecido en nuestro ordenamiento legal. No obstante, para comprender el origen de la polémica, es necesario acudir a lo que establece la ley reguladora de esta modalidad laboral, la Ley 20/2007, de 11 de Julio, del Estatuto del trabajador autónomo:

La foto anterior es un pantallazo que establece aquellos sujetos que deben tramitar el alta de autónomo para empezar a realizar su actividad laboral. No obstante, si te fijas en profundidad, el artículo no está copiado en su totalidad y la palabra habitual viene subrayada en un color diferente.

Lejos de sonar como una exageración, la palabra habitual es el origen de la polémica sobre la posibilidad de facturar sin ser autónomo. ¿Qué significa habitual?

Desde personas que dan clases particulares una vez al mes hasta sujetos que trabajan como autónomos 2 meses al año. La palabra habitual está cargada de tintes subjetivos, de forma que al no contar con una ley más taxativa, es habitual la creencia de que los requisitos para ser autónomo serán excluyentes a nuestro caso si nuestra periodicidad de trabajo es escasa o nuestro volumen de ingresos es pequeño.

¿Se puede facturar sin ser autónomo? → Lo que dicen los tribunales al respecto

Esta confusión subjetiva fue reforzada por una sentencia de 2007 emitida por el Tribunal Supremo que establecía que si ingresábamos menos del salario mínimo no era obligatorio darse de alta, aunque existían ciertas excepciones. La publicación de la misma hizo circular con el paso de los años la idea de que los trabajos de autónomo con carácter esporádico o temporal no se englobaban dentro de los requisitos para darse de alta como autónomo.

El hecho de que esta sentencia  fuese dictada por el Tribunal Supremo, órgano de máxima autoridad dentro de la jerarquía legal de nuestro país (Solo por detrás del Tribunal Constitucional), unido al boca a boca generado por los trabajadores de esta modalidad laboral dieron lugar a una corriente de noticias que expandieron la idea de que “si soy autónomo puedo facturar sin estar dado de alta en la Seguridad Social”.

No obstante, es importante ser conscientes de que esta decisión habilitante para facturar sin ser autónomo forma parte de la jurisprudencia de nuestro país, no de la ley en sí. Para que nazca la jurisprudencia, esta se debe de basar en una ley en concreto. 

Y es aquí donde radica la polémica sobre facturar sin ser autónomo. Un órgano superior de justicia habilitaba la no necesidad del alta como autónomos en base a una ley que no establecía con claridad los supuestos en los que la ley concibe los trabajos de autónomos.

El criterio temporal resultaba demasiado difuso para dictar una sentencia, ya que los tribunales veían muy complejo establecer el periodo de tiempo de trabajo a partir del cual era necesario iniciar los pasos para ser autónomo, y se decantaba por el criterio económico para abordar esta cuestión.

¿Se puede facturar sin ser autónomo? → Lo que dice la Seguridad Social al respecto

A partir de este momento, surgieron una infinidad de problemas para todos aquellos sujetos que dudaban de la obligatoriedad de facturar trabajos esporádicos, así como de aquellas personas que ejercían como autónomo por horas en relaciones labores de muy corta duración.

Era habitual concebir que existiera un límite de ingresos para darse de alta como autónomo. Tanto es así que Moisés Magallón, director de la Administración de la Tesorería de la Seguridad Social en Valencia se vio obligado a desmentir esta idea tan generalizada.

El hecho de la ambigüedad del término “habitual” establecido en nuestra ley no habilita la elección del criterio económico para determinar la posibilidad de facturar sin ser autónomo.

¿Es posible hacer factura sin ser autónomo? → Desde un punto de vista objetivo no.

Desde un punto de vista subjetivo, podrías hacerlo, pero debes ser consciente de que esto no excluye la posibilidad de que te impongan una sanción, con independencia de que, tras un complejo proceso legal, los tribunales competentes te excluyesen del pago de la correspondiente multa.

No obstante, siendo objetivos y totalmente pragmáticos, cualquier persona que sepa qué es ser autónomo en nuestro país es consciente de que a efectos prácticos esto no tiene sentido. Iniciar un proceso legal al respecto puede acabar siendo mucho más costoso y en caso de no finalizar con una sentencia a favor de nuestras pretensiones como demandante, la multa pecuniaria puede ascender a una cifra muy elevada.

Como norma general, en caso de que trabajemos como freelance autónomo y no estemos dados de alta, la multa a pagar serían todas las cuotas a deber desde el inicio de la actividad, más un 20% de recargo en concepto de intereses.

De esta forma, si bien la “factura de autónomo” sin estar dado de alta en la Seguridad Social puede ser algo apetecible a corto plazo, a medio y largo plazo puede llegar a resultar excesivamente tedioso e incluso paralizar el desarrollo de nuestra actividad económica.

Trabajos autónomos → La importancia de contar con ayuda especializada

Cuando trabajamos como autónomos, no cabe duda que dedicamos una gran cantidad de tiempo extra a realizar nuestra actividad laboral.

Las cuestiones administrativas – legales nos restan un importante margen de tiempo para el desempeño de las funciones que sí aportan valor a nuestra empresa, y la facturación de autónomos puede llegar a convertirse en un elemento que ralentice nuestra actividad económica.

En Esteban Asesores nos hemos consolidado como una de las mejores gestorías y asesorías para autónomos. ¿Nuestro secreto? Nuestro trato cercano y especializado, unido a un extenso bagaje profesional acompañando a diferentes profesionales del sector.

No existe un manual que seguir de manera taxativa que explique cómo ser autónomo en España. Las especialidades de nuestra actividad económica marcarán el desempeño de nuestra actividad laboral, con independencia de que realicemos trabajos puntuales o trabajos de forma continuada.

Es por ello que en nuestra gestoría hemos desarrollado una serie de planes personalizables que faciliten la posibilidad de hacerse autónomo online, atendiendo con excelencia las necesidades de tu empresa. Facturar sin ser autónomo puede no ser una buena opción, pero dejarse asesorar por la mejor gestoría en esta materia, es un aval de éxito en el futuro de tu empresa.

Esperamos que este post te haya resuelto todas tus dudas sobre la posibilidad de facturar sin ser autónomo. En caso de que tengas más preguntas, puedes ponerte en contacto con nosotros. A través de un trato cercano y especializado estaremos encantados de resolver todas tus cuestiones y aminorar los inconvenientes que pudieran surgir en el desarrollo de tu actividad laboral. ¡Gracias por leernos! Nos vemos en el siguiente post.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.